La austeridad del PP de Almoradí

En su discurso de toma de posesión el alcalde enumeró los ejes que iban a guiar su gestión municipal en este nuevo mandato, citando entre ellos el de la austeridad en el gasto. El pasado lunes, día 27 de Junio, el pleno aprobó, con los únicos votos del PP, la propuesta de la alcaldía sobre reparto de competencias y adjudicación de dedicaciones, totales o parciales, con sus correspondientes retribuciones a los miembros de la corporación, propuesta, según explicó, que estaría en sintonía con ese principio de austeridad que los tiempos imponen. Esta decisión recoge que de los diez concejales electos del PP, tres van a tener dedicación exclusiva, cuatro la tendrán a media jornada, uno a dos horas diarias y los otros dos que, de momento, no van a ver remuneración fija. Para completar tan generosa nómina se añade una persona de confianza con dedicación plena, al servicio de la alcaldía. Todo esto costará a las arcas municipales 15.996,82 euros/mes, a los que habrá que sumar las cantidades que se paguen a concejales y concejalas “sin dedicación” por asistencia a plenos (250 euros), comisiones informativas (75 euros) y junta de gobierno (200 euros), capítulos que el PP ha aumentado a pesar de la austeridad prometida, y que responde a una decisión mal disimulada para que también cobren sus dos concejales sin retribución fija. Así todos contentos. Los del PP, claro, porque la oposición pierde a la única persona de confianza que tenía contratada a media jornada. L@s almoradidenses deben saber, sin ambages, que la austeridad la sufren los concejales de izquierda de este pueblo, mientras alcalde y concejales del PP son los que, ajenos a la grave crisis, que se padece siguen poniendo el cazo cada fin de mes. Como ya antes hacían. Esto debe ser conocido por los almoradidenses y en especial por los cientos de ellos que sufren la situación de parados y que, estamos seguros, no verán con muy buenos ojos estos privilegios que se autoconceden sus gobernantes del PP.

Para valorar esta propuesta, ya convertida en acuerdo, hay que tener en cuenta que, tras las elecciones del 22M el PP ha perdido dos concejales (de doce ha pasado a diez) casualmente los mismos que ha ganado IU (que ha pasado de uno a tres). Y a pesar de este cambio de panorama se le retira a esta formación la escasa ayuda económica que disfrutaba para ejercer con eficacia su labor. ¿Hay alguna intención no declarada en esta decisión? ¿Tenemos que creernos que ello es también achacable a la supuesta ”austeridad” prometida por el Sr. Hurtado? IU propuso en las reuniones previas al pleno, renunciar a las cantidades que les pudieran corresponder a sus concejales por asistencia a plenos y a las comisiones informativas para que con ese dinero, se contratara a la persona de confianza que el grupo necesita para facilitar nuestra tarea en el ayuntamiento. La respuesta ha sido el más rotundo NO. Es sintomático que triplicando nuestra representación municipal se nos haya privado de este apoyo necesario para realizar nuestra labor. El PP no aceptó nuestra propuesta porque hacerlo impedía remunerar, a todos los concejales de su grupo -con dedicación o sin ella –precisamente porque que el aumento de las retribuciones por asistencia a plenos se ha llevado a cabo para compensar a los dos concejales de su grupo que carecen de dedicación.

En la anterior legislatura, desde IU, criticamos los elevados sueldos y la cantidad de cargos públicos remunerados: doce concejales, incluyendo al alcalde, tres asesores y aceptábamos que las personas NECESARIAS dedicadas a gestionar el ayuntamiento cobraran, pero estábamos convencidos que no eran necesarias tantas para gestionar un ayuntamiento de 19.000 habitantes. Seguimos pensando igual ahora y que lo correcto hubiese sido evaluar el trabajo a realizar y en función del mismo determinar el número de gestores necesario para realizarlo y no “colocar” a integrantes de la candidatura que en caso de salir elegidos, y sean o no necesarios, capacitados o no, recibirán generosamente “su paga”. Y ya no sabemos si su labor y capacitación son tan eficaces como invisibles, o si cobran por cuestiones que no ignoramos y que están en la mente de todos. Cualquier empresario responsable y competente se obliga -y más en tiempos difíciles- a aprovechar al máximo sus recursos. El Alcalde Almoradí gerente de esa empresa que es el Ayuntamiento parece ignorar estos principios. Pero aquel administra con la debida austeridad responsabilidad su economía y el alcalde administra con bastante ligereza los impuestos de sus ciudadanos.

Sr. Alcalde: La AUSTERIDAD como la caridad, empieza por uno mismo. Así que, si quiere cumplir lo prometido, aplíquese al cuento.

(ver cuadro de retribuciones)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s