Sotos de río Segura: SE VEN PERO NO SE TOCAN.

¡Niño, eso se ve pero no se toca! … ¿Quién no habrá escuchado esta frase de labios de una madre o un padre, preocupados porque el niño o niña en cuestión estropeara el objeto visionado?

La misma preocupación parece embargar a nuestros responsables municipales de que las instalaciones de recreo y ocio instaladas en los sotos del río comprendidos en el tramo Algorfa-Rojales, permanezcan cerradas y no se abran al disfrute público a pesar de que hace ya más de un año que se terminaron las obras.

Estos sotos han sido acondicionados y convertidos en parques públicos por la Confederación Hidrográfica del Segura y, uno de ellos cedido al ayuntamiento de Almoradí para su uso público, sin otra obligación que la de asumir su mantenimiento.

Desde izquierda unida invitamos a los y las vecinas de Almoradí a visitar estas instalaciones, que pueden verse desde la mota del río, aunque, si no se abren, sólo desde la barrera, para que comprueben que, pudiendo disponer de una alternativa de ocio a las que ofrecen localidades cercanas, no se puede disponer de ellas al estar cerradas. Desde IU elogiamos en su momento la labor del concejal encargado del tema por su gestión ante la CHS para conseguir para Almoradí este parque público, pero ahora tenemos que lamentar que, a estas alturas permanezca cerrado. Pensamos que, al igual que en la mente de los citados padres, en la de los responsables municipales de la apertura de estas instalaciones subyace la desconfianza hacia la ciudadanía y el convencimiento de que si las abren al público, éste las destrozará.

Es evidente que existen comportamientos incívicos que, con frecuencia, se manifiestan en lo que es patrimonio común de ciudadanos y ciudadanas pero no por ello se priva a la inmensa mayoría, que sí tiene un comportamiento respetuoso, de su uso y disfrute. Creemos que es el uso y no la prohibición lo que va a asegurar su pervivencia ya que al utilizarlos la ciudadanía los hará suyos, pero esto obliga a nuestro ayuntamiento a hacer un esfuerzo de mantenimiento y vigilancia para que la gente perciba que son los primeros interesados en ofrecer unas instalaciones dignas y cuidadas e instar, desde esa posición, a los usuarios a hacer lo mismo. Para ello, y dado que ya están cercadas, se puede disponer de un horario de apertura y cierre, se puede impulsar un voluntariado medioambiental que, con la colaboración de otras instituciones municipales, se ocupe de que el mantenimiento sea el adecuado…se puede, en definitiva, sacar rendimiento al sueldo que se percibe para gestionar adecuadamente las cosas públicas buscando ideas (algunas ya las hemos ofrecido nosotros gratuitamente) para conseguir que estas instalaciones dejen de ser una pieza de museo y se conviertan en algo vivo al servicio de la población.

.

Un comentario sobre “Sotos de río Segura: SE VEN PERO NO SE TOCAN.

  1. Es probable que si se abren y no existe vigilancia acaben destrozados pero lo que no tiene sentido es que los dejen cerrados para siempre. La gran mayoría de la gente no va destruyendo todo lo que encuentra a su paso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s